Mercedes GLC: El SUV medio que despide al GLK ya está aquí
20/06/2015

MBEl todocamino medio de Mercedes ha cambiado hasta su nombre. Este GLC llega con un diseño más potente, una tecnología más avanzada y un espacio interior notablemente mayor al que ofrecía el GLK. Eso sí, cuenta con tracción total permanente de serie y hasta una versión híbrida enchufable.

Mercedes continúa con su proceso de transformación y en su estrategia 2015, este modelo es una pieza clave. Se llama Mercedes GLC –en lugar de GLK tal y como te adelantamos aquí– y es notablemente más grande, más estilizado, ligero y tecnológico que su antecesor. Concretamente, pesa 80 kilos menos, de los cuales 50 se han ahorrado de la carrocería, que también es más aerodinámica con un coeficiente de 0,31 Cx. Pero la plataforma mecánica también es distinta, la W205 que estrenó el Clase C y que presenta batalla de 2,87 metros.

Este chasis le ha permitido crecer notablemente, tanto en dimensiones exteriores como en amplitud interior y maletero. Mide exactamente 4,66 metros de largo, 1,89 de ancho y 1,63 de alto, por lo que ha crecido hasta 12 centímetros en relación a su antecesor, algo que se aprecia en un interior con cinco plazas y un maletero de 580 litros –350 en el caso del híbrido–.

mb4Ésta es precisamente otras de las grandes novedades, el denominado GLC 350 e, un híbrido enchufable que asocia al motor 2.0 turbo de 211 caballos un eléctrico de 116 para ofrecer 327 caballos con un consumo medio de 5 l/100 km y una autonomía eléctrica de 34 kilómetros. Todo en una versión con cambio automático –de siete velocidades– y tracción integral permanente 4MATIC, como el resto.

Además de este híbrido, hay tres motorizaciones, una gasolina y dos Diesel, todos disponibles con la misma tracción pero con cambio automático 9G-Tronic de nueve marchas. El primero es el 2.0 de la versión 250 que entrega 211 caballos mientras que el 2.2 turbodiesel con potencias de 170 y 204 caballos se encarga de animar a los 220 d y 250 d, respectivamente.

mb3En el apartado de equipamiento, destaca la suspensión neumática AIR BODY CONTROL, adaptativa en base a los modos de conducción confort y sport, así como un pack off-road que eleva la altura libre al suelo 20 mm y añade plásticos protectores y otros refuerzos.

Mercedes mostrará este GLC definitivo en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt, en el mes de septiembre y poco después estará a la venta en nuestro mercado, a finales de 2015. Con este modelo la marca quiere competir con rivales de la talla del BMW X3, el Audi Q5 y hasta el Porsche Macan. Después, su mecánica servirá de base para el Mercedes GLC Coupé, todo un hermano pequeño del Mercedes GLE Coupé y un rival a medida del BMW X4.